Finca Vegana

Pueblos Blancos

La ruta de los pueblos blancos es una atracción única que lleva al visitante por la verdadera Andalucía tradicional. Callejones estrechos, paredes decoradas con macetas y pequeñas tiendas con un toque de cultura árabe… cada pueblo tiene su propio estilo y, sin embargo, cada uno es algo parecido.

Los pueblos blancos de Andalucía

Pueblo blanco de Vejer de la Frontera con sus calles encantadores iluminadasLos pueblos blancos deben su nombre a las fachadas encaladas de las casas, que protegen del calor del verano andaluz. Una costumbre que tiene su origen en la ocupación árabe del sur de España. Cada pueblo cuenta su propia historia sobre la vida en Al-Andalus en aquella época. El urbanismo y el trazado de las calles, la economía, a menudo asociada al cultivo de la aceituna, la artesanía y los dulces platos andaluces. En todas partes puede sentir y ver la influencia árabe en la historia de Andalucía.

Al sur o al oeste en coche

Arcos de la Frontera es uno de los pueblos más impresionantes de Andalucía. Sólo el viaje en coche hasta allí es toda una experiencia. Está encaramado en la cima de una montaña y ofrece una vista maravillosa al acercarse. El antiguo castillo se asienta dramáticamente en un acantilado, con una vista empinada sobre el río Guadalete. Desde allí arriba, el paisaje es maravilloso. Además el casco antiguo cuenta con bonitas callejuelas, calles empedradas y bonitos cafés, que esperan ser explorados.

Plaza de España en GrazalemaGrazalema está a media hora de la Finca y es un típico pueblo blanco enclavado en la montaña. Con sus casas encaladas y sus balcones de hierro forjado, es idílico como ningún otro. La animada plaza principal invita a quedarse y disfrutar del bullicio.

A la vuelta de la esquina

Zahara de la Sierra es considerado por muchos el más bello de los pueblos blancos de España. Situado sobre el embalse azul turquesa, se asoma majestuosamente desde la montaña como salido de un libro de cuentos. No en vano es uno de los lugares más fotografiados de la región. El castillo en la cima de la montaña y las casas blancas dispersas debajo lo hacen un lugar muy especial.

A pesar de la influencia del turismo, Algodonales ha mantenido su carácter tradicional. Aquí se puede ver el estilo de vida español en acción. En la plaza principal, los jubilados se reúnen para fumar puros mientras los niños juegan y las madres charlan. Una hermosa iglesia es el centro del pueblo. Los lugareños se desparraman por las calles circundantes desde los numerosos cafés, restaurantes y bares de tapas.

La plaza de España en Algodonales con su iglesiaDespués de atender los campos, hacer la compra, recoger agua potable del manantial local y poner al día a amigos y familiares, los lugareños suelen echar la siesta. El pueblo se vacía desde las 14:00 hasta las 18:00 horas aproximadamente, dejando un inquietante silencio, antes de volver a la vida por la noche. A medida que el calor de la tarde disminuye, es también un buen momento para observar los numerosos parapentes que vuelan por encima. En los días de buen vuelo, el cielo de Algodonales es un colorido mar de parapentes que admiran el mágico entorno a vista de pájaro.

Por supuesto, no vamos a escribir un guía de viaje completo para vosotros. Pero esperamos daros una idea de lo que os espera aquí. Esté atento a nuestro blog, donde te presentaremos otros lugares que hemos visitado. Además de los mencionados, nos gustaron especialmente Olvera y Vejer de la Frontera. Una visita a cualquiera de los pueblos blancos de Andalucía te permitirá disfrutar de un impresionante asiento en primera fila de la cultura y la forma de vida andaluzas.

Consultar disponibilidad

Entrada

Salida

[string_chosen_admin_search_type]

Number of accommodation:

Adultos

Niños

 

 

Buscando...

×
Accommodation 1

Accommodation 2

Accommodation 3

Accommodation 4

Accommodation 5